lunes, 20 de noviembre de 2017

DANZANDO CON BALAS Y NAVAJAS: UNA RESEÑA SOBRE RITUAL DE MUERTE DE WARREN ELLIS

Un ritual es, ante todo, una práctica social adscrita a la magia, lo chamanico y lo esoterico. En un ritual se siguen serie de pasos, con una disposición total por parte de los integrantes, en el que se logra contactar, activar o limpiar energías espirituales y alcanzar un nuevo estado de conciencia. Algunos rituales son hechos para obtener poder, otros para el amor eterno y unos cuantos para liberar al ser de los herrores del pasado. En una suerte conjuro narrativo Warren Ellis realiza un intrincado ritual escrito que conecta la tradición extinta de pasado nativo de Nueva York, la isla de Mannahatta, con las modernas costumbres mercantiles de la moderna y la historia oculta de Nueva York.


Resultado de imagen para warren ellis writer
Resultado de imagen para ritual de muerte
Algunos conoceran la obra de Warren Ellis por los comics. Sus  guiones se han consolidado como sinonimo de calidad. Así lo confirma en series como The Authority, Desolation Jones, Global Frequency, X-men, Hellblazer  y Planetary; por mencionar los más conocidos. Pero no estoy aquí para profundizar en el noveno arte, mas bien en esta ocasión quiero hacer una reseña sobre una de sus últimas novelas: Ritual de Muerte (2013).

La trama nos situa en Nueva York y sus intersticios sociales. En este lienzo Ellis presenta a John Tallow, un detective parco y falto de motivación, y su compañero Jim Rosato; un duo muy similar a Starky y Hutch, que acuden a un llamado en un viejo edificio situado en el distrito 1, en la calle Pearl. Lo que Tallow no imagina es, por responder ante la situación, descubrir un repositorio de armas que sirvieron para una serie de crímenes sin resolver y como esto lo llevara a conectar la Nueva York presente con la isla de Mannahatta, propiedad de los aborígenes Loanes. Tallow incluso cuenta con aliados como Scarly y Bat –dos agentes de criminalística- quienes le ayudaran a encadenar los indicios y descubrir como las armas y el apartamento de la calle Pearl hacen parte de una búsqueda por erradicar la colonización de la isla y el regreso de sus antiguos habitantes.


Lo interesante aquí, en sus treinta y cuatro capítulos, es como Tallow nos permite descubrir la historia oculta de Nueva York,  los tratos con los holandeses, la simbología de sus calles y el funcionamiento de las instituciones públicas. Ellis hace uso de la historia multifocal para rastrear las redes invisibles que atan el destino de importantes personas que han prosperado gracias a su servicio a los fines del antagonista, que se hace llamar el cazador, pero que con el hallazgo de la policía se ve obligado a realizar nuevamente su ritual de muerte. 

Desde el comienzo es un relato que te cuestiona y en cada página te da dosis de incertidumbre que se van resolviendo con el paso de los capítulos. La traducción es impecable y ayuda al ritmo propuesto en este trhiller psicológico con tintes noir y algo de novela histórica. Los personajes están muy bien desarrollados, en especial Tallow y su contraparte, el cazador, sus diálogos y acciones son bastante consecuentes con el argumento. Lo que más me encanto de esta historia es su conexión con la historia nativa y los rituales, que conecta de forma efectiva con el desarrollo de la trama. 

Resultado de imagen para mannahatta
El pasado ancestral de Nueva York: Mannahatta
La resolución del caso y el cierre son también magistrales, solo agregare que es muy recomendada,  una novela imperdible dentro de la producción escrita del guionista escoces.

jueves, 9 de noviembre de 2017

EDITOTIAL 76 La Cibernetica al servicio de la Sinergia CYBERSYN

-->
 Resultado de imagen para stafford beer

El 12 de noviembre de 1971 el consultor empresarial y gurú de la cibernética Stafford Beer - quien habia llegado a Santiago de Chile en 1970 por invitación del subgerente de CORFO Fernando Flores - tras la aprobación por parte del sub secretario de economía del gobierno de la unidad popular Oscar Garreton, se encuentra con Salvador Allende en el Palacio de la Moneda. Beer le explicara al primer mandatario una idea que, de ejecutarse plenamente, cambiara el curso de la historia y los paradigmas tecnológicos de Latino américa: Cybersyn la mal llamada "Internet de Allende".

Flores - con apenas 28 años - es nombrado sub-gerente técnico  de CORFO (Corporación de Fomento de la Producción). Al asumir el cargo, Flores afronta una apremiante situación: gestionar y controlar las industrias nacionalizadas a lo largo de todo Chile e integrarlas a un sistema de transferencia informática participativa que permitiese planificar, administrar y optimizar los recursos producidos por estas empresas en tiempo real, una idea vanguardista para su tiempo. Pensando en ello recordó el trabajo de Beer, en especial sus investigaciones sobre los sistemas viables y decide enviarle una carta con un tono revolucionario que sintonizaba a la misma frecuencia que la de Beer.

Al llegar a la oficina Beer, que sabía que Allende era medico, encontró  la manera de exponer el modelo usando la metafora del cuerpo humano y las redes nerviosas. Sobre esto Beer expresaba en el programa On Cybernetics (1973): “No podía saber si el presidente estaba preparado para esto, pero sabía exactamente que él era un medico calificado, entendió rápidamente el modelo como “El cerebro de la industria”.

Beer expone las premisas de Cybersyn en su libro Design Freedom (1977), y sus conceptos tomaban forma gracias a los esfuerzos de Flores, Beer y otros mas que sumaron sus talentos desde el diseño industrial, como Gui Bonsiepe - quien aporto el concepto y la forma de la Sala de Operaciones - el diseño gráfico, la programación y demás aliados del gobierno. Como si fuese extraído del mando de la Enterprise de Star Trek, el OPPS ROOM o cuarto de operaciones hacia las veces de un portal a un futuro prospero, era el momento de brillar para la utopía socialista. 

Sin embargo esta visión se desvaneció antes de cristalizarse. El golpe militar del 73 margino toda posibilidad tangible. Los aportes de Beer y su equipo fueron en gran parte destruidos por al brazo extremista de los golpistas. La Sinergia Cibernética y el diseño de la libertad informática quedaron como un distante recuerdo de aquellos días en que aun habían pioneros y soñadores. Sin embargo, gracias al escritor Jorge Baradit – ya mencionado en la edición 72 – tanto en su novela SYNCO ( ¿que pasaría si no hubiese golpe de estado), como en su programa Chile Secreto; han brindado toda una arqueológica que ha recuperado gran parte de la documentación para develar y reconstruir la memoria de un sistema que habría cambiado la sociedad misma. Les invito entonces a revisar aspectos de este fenomeno que hubiese provocado un cambio de paradigma tecnológico y social. 

Att 
Ficciorama 9/11/ 2017

domingo, 10 de septiembre de 2017

Editotial 74 ¿ROLAND LLEGARA A LA TORRE OSCURA?

-->
Lee con atención, pues las palabras asi como revelan, tambien ocultan. ¿has escuchado hablar del pistolero? Las leyendas hacen eco de su reputación, se dice incluso que es el último descendiente del linaje de Arthur Eld, el último de su noble casta. En otrora tiempos cuando John Farson, el títere del sinistro Rey Carmesí, aun no había atacado la baronía de Gillead, ser pistolero era pertenecer a la elite guerrera del mundo medio. Roland Deschain, hijo de Steven Deschain, afronto la prueba a sus tempranos catorce años y obtuvo sus pistolas, sin embargo, su imprudencia le hizo olvidar el rostro de su padre, así parecía, hasta que lo confronto y su padre pudo comprobar en su mirada que no lo había olvidado. El pomelo de Maerlyn y los malos consejos de Marten Broadcloack trajeron la desgracia y la maldición de Roland, su único consuelo era el credo. Si, así es, también has escuchado el credo del pistolero:
 "No apunto con la mano; el que apunta con la mano ha olvidado el rostro de su padre. Apunto con el ojo. No disparo con la mano; el que dispara con la mano ha olvidado el rostro de su padre. Disparo con la mente. No mato con la pistola; el que mata con la pistola ha olvidado el rostro de su padre. Mato con el corazón.”
Se dice que más allá de los dominios del Rey Carmesí, un escritor relato su historia, quizás producto de la casualidad o la improvisación, el buen sai firmaba como Richard Bachman, pero era conocido en la tierra piedra angular como Stephen King, residente de Maine, que inició esta épica epopeya moderna con estas poderosas líneas:
"El hombre de negro huía a través del desierto, y el pistolero iba en pos de él."
Un viejo poema de Robert Browning, Childe Roland to the Dark Tower Came (1885), apareció justo en el momento en el que el escritor olvidaba el rostro de su padre, inspirado a su vez en una tragedia de William Shakespeare El Rey Lear. Childe era un termino ingles para designar al primer hijo de un noble quien aun no había obtenido el titulo de caballero. Se dice también que un cantar de gesta dio forma al relato tiempo atrás: La Chanson de Roland. Ahora Roland busca su Ka-Tet, sus compañeros de travesía, su meta: llegar al último piso de la torre y reescribir todo de nuevo, incluso al hombre de negro ¿qué pasará cuando alcance su objetivo?

viernes, 4 de agosto de 2017

RESEÑA DE LA SEMANA: EL FUEGO SAGRADO, BRUCE STERLING

Tienes 94 años, tu existencia esta desprovista de preocupaciones, tienes un buen puesto de trabajo, tu salud es la mejor, pero, has perdido la noción del placer, la aventura y el fuego sagrado. Al ver de nuevo a uno de tus mejores amigos, que esta a punto de morir, sientes de nuevo esa sensación de inconformidad. Entonces visitas a tu consejero medico y el te dice que hay un procedimiento para rejuvenecer ¿Si tuvieras esa posibilidad, sabiendo que pones en riesgo tu identidad y tus posesiones, lo harías? Mia Ziemann, una exitosa medico-economista que, tras sus 94 años de vida en el sistema gerontocrata, decide dejarlo todo atrás: su organizada vida en la cúspide, por ir en la búsqueda del fuego sagrado. Esta es la premisa con la cual el gran escritor y activista tecnológico Bruce Sterling nos introduce al mundo de El Fuego Sagrado (1996).
Sterling plasma un paisaje en el que el presente y el futuro, muy cercanos, se entrecruzan en el 2096.  Para ese entonces los jóvenes, quienes viven como marginados sociales buscando sobrevivir de lo que puedan, contrasta con los ancianos, gracias a su poder adquisitivo pueden tener diversos implantes y procedimientos para extender sus años de vida – el poshumanismo – y así mantenerse en el poder (similar a los políticos), pero a un alto precio: han perdido el Fuego Sagrado (la creatividad), lo que les impide alcanzar el placer y el sentido de la aventura que poseen los jóvenes. Como ya lo mencione, Mia Ziemann visita a su ex-amante y amigo Martin Warshaw, un hombre que ya va a morir tras 96 años de vida. Mia nota que ha perdido la noción de si y sus mejores recuerdos, lo que la impulsa a someterse a ese procedimiento, sugerido por su consejero medico, que la puede hacer joven de nuevo. Al despertar del procedimiento ella ya no es la misma, Mia Ziemann ahora es un residuo en el inconciente de Maya, una fugitiva que busca alcanzar la satisfacción espiritual en la revelación erótica y obtener ese misterioso fuego sagrado de la experiencia creativa. No hay que olvidar que Warshaw le obsequia a Mia un Palacio Mental, que guarda la clave para encontrar el fuego sagrado.
Agradezco mucho la recomendación de mi amigo Felipe López, librero experto en Sterling, quien me sugirió esta obra. De lo poco que he leído de Sterling es realmente un poderoso relato que cuestiona el ámbito de la creación y el mejoramiento humano, en especial las reflexiones que plantea en torno al lenguaje del futuro, los modos de vida, tanto de los ancianos como el de los jóvenes, y las dinámicas cotidianas en las que el arte se ha convertido en un subterfugio, un mundo clandestino, invisible ante los ojos de los ancianos.  El tono planteado por Sterling es exigente, su redacción es altamente descriptiva y permite sentir adecuadamente las atmósferas, sobre todo cuando están los cambios de personalidad de Mia (de una línea a otra se siente el borrón) y los personajes desarrollados. Muy recomendada.  


jueves, 20 de julio de 2017

EL CUENTO DEL MES

Chi è Bruno Argento?
(Y por qué aparece en estas páginas)
por Ferdinando Piccolacausa

©Josan Gonzalez 2017
Poco sabemos, más allá de mínimos datos de contracarátula, del oscuro autor de fantascienza de ese nombre, a quien Bruce Sterling ha llamado “el Bruce Sterling turinés”: que vive en esa ciudad y está casado con la escritora Jasmina Tesanovic. Pero ¿quién es? ¿Cuándo apareció? ¿Cuál es el sentido de sus textos sospechosamente obsesionados con la historia y la tecnología? El examen de su obra completa, compuesta por dos novelas cortas y tres cuentos, nos permite especular un perfil biográfico.

Así, en “Pellegrini del mondo rotondo” (“Peregrinos del orbe”, 2013), lo encontramos en el siglo XV, en una posada turinesa cuyos dueños sirven al Reino de Chipre y están a punto de recibir al portador del sudario santo, mientras bajo su techo duermen y beben los representantes de un mundo vastísimo y aún incompleto, si bien perfectamente redondo, que hacen del sitio el cruce de caminos del orbe, su centro exacto. Reaparece siglos después, entre Roma y la Toscana, como un joven asesino carbonario que sueña con la unificación de Italia mientras ama a dos mujeres en una: “La primera cabeza había recibido el nombre de ‘Vittoria’ y la segunda se llamaba ‘Clemenza’. Como una sola mujer, las gemelas, o la joven, eran conocidas como ‘Ida’. No era posible decir simplemente: —Ven aquí, Vittoria —pues Clemenza estaba obligada a hacerlo también. De modo que para el pequeño círculo de personas cercanas, la mayor parte del tiempo Clemenza y Vittoria se llamaban ‘Ida’” (“Il Bisturi Partenopeo” [“El Escalpelo Partenopeo”], 2010). Y luego en Fiume, en 1920, como el turinés Lorenzo Secondari, el Ingeniero Pirata, quien sigue las  órdenes del Vate, Gabriele D’Annunzio, y sueña con fabricar un torpedo aéreo teledirigido y cubrir el mundo con fábricas y máquinas: “¡No quiero una novia, quiero una revolución de la mecánica para el pueblo!” (“Utopia pirata”, 2016). El resultado posible de este sueño se vería un siglo después, según muestra en “Città esotérica” (“Ciudad esotérica”, 2009), cuando bajo el nombre de Achille Occhietti, presidente de una de las más grandes fábricas de automóviles y mago negrísimo, es invocado al infierno por su antiguo mentor en los negocios y la magia para recibir en pentámetros yámbicos una advertencia sobre Satán, quien al parecer tiene nuevos intereses:
“—Pues bien, ¿qué clase de nigromante eres: negro o blanco?
—¡Esas son divisiones del pasado, anticuadas! No soy ‘nigromante’, porque no obtengo mi poder de los muertos. Soy un ‘biomante’. Soy verde.
—No puedes ser verde. Es metafísicamente imposible. Sólo se puede ser negro o blanco”.
Pero la clave, sin duda, se encuentra en “Cigno nero” (“Cisne negro”, 2009) y sus 64 Italias. Allí, Argento revela: “Nunca estuve en busca del mejor de los mundos posibles (…) estaba buscando el mejor de los yos posibles. En una Italia como esta Italia soy importante”. Pues él es, en efecto y sin fantasía, un visitante de otros mundos, de otras Italias, que se encuentra atrapado hamiltonianamente en el nuestro y entretanto desgrana recuerdos de sus desplazamientos.
Su interés en la historia como espesura, así como las transiciones en el tiempo y en el espacio, hacen pensar en Eco y Pavic, y en ese contexto sus personajes bien pueden verse como nuevos antepasados calvinianos, aunque la atención argentina en la tecnología como causa del cambio traza una distancia. Por eso su principal vínculo es con Sterling, el origen del cual cabe señalar en la coincidencia entre la llegada del texano a Turín y el inicio de la carrera literaria de Argento. Algunas claves pueden encontrarse en textos como “Telliamed”, “Cena en Audoghast”, “Mozart con gafas de espejo” (escrito con Lewis Shiner), “Flores de Edo”, “The Blemmye’s Stratagem” y la novela La máquina diferencial (con William Gibson).
“El gran cambio siempre se articula en los ochenta (…) porque fue entonces cuando hicimos los grandes avances”, asegura en otra parte, enlazándose también, desvergonzada y claramente, con el no menos escurridizo Vincent Omniaveritas, bullicioso instigador y nerd hiperinquieto que hace más de treinta años consideraba que la ciencia ficción debía sonar como si hubiera sido escrita por nerds hiperinquietos o amigos de nerds hiperinquietos.

-->
Argento tiene un hermano gemelo: el aún más oscuro Boris Srebro, escritor serbio de fantastyka radicado en Turín y casado con la directora Jasmina Tesanovic.

sábado, 15 de julio de 2017

EDITOTIAL 72


Mucho antes de que el cyberpunk se hiciera tan popular, estaba Bruce Sterling. Si bien William Gibson se considera el “padre”, Sterling es el“ ideólogo” del efímero destello contracultural llamado cyberpunk. Él preparo el escenario en el que poderosas corporaciones, humanos modificados y hackers deambulaban por las sobrepobladas urbes con un claro objetivo: sacudir los cimientos del avinagrado mercado editorial de la ciencia ficción de mediados de los ochenta. Para que se hagan una idea queridxs lectorxs, a principios de los años ochenta del siglo pasado el mundo era un distópico caldo de cultivo con especias de ultraderecha como la primera ministra Margaret Tharcher y el actor de westerns hecho presidente Ronald Reagan, no, no es como lo pintan los videoclips de MTV, las apariencias engañan.
Para los escritores jóvenes era igualmente un entorno difícil, solo renombrados autores como Arthur C. Clark o Isaac Asimov podían aspirar a ser galardonados con el premio Hugo o el Nébula. En esas hostiles condiciones apareció un fanzine que pregonaría los preceptos del cyberpunk: Cheap Truht (Verdad Frívola). Cheap Truht hizo que Sterling, quien se dio a conocer con el alias de Vincent Omniaveritas, junto a “el movimiento”, lanzaran la primera piedra al Establishment de la ciencia ficción. Durante 12 números Vincent, o mejor chairman Bruce, disparo mordaces ráfagas de arengas al anquilosado género que se estancaba en tramas convencionales y demasiado aferradas a las viejas tradiciones literarias. El acto inaugural realizado por la novela Neuromante (1984), que ganara todos los galardones – el Hugo, el Nébula y el Philip K. Dick – sirvió para que Sterling fuese encomendado a preparar la primera antología del género: Mirrorshades. Esta antología involucro a gran parte de los autores anexados en esta corriente, nombres como Pat Cadigan, Rudy Rucker, Greg Bear desfilaron en sus paginas en las que describían paisajes repletos de nano-maquinas, enormes complejos corporativos, humanos modificados con implantes y drogas, donde la condición humana esta venida a menos; tópicos de la década del ochenta. En el prefacio de esta antología Sterling apunta: “Este movimiento fue rápidamente reconocido y se le dieron muchos sellos: Radical Hard SF, Outlaw Technologists, The Oighties Wave, Neuromantics, Mirrorshades Group.”.
Nacido en Brownsville, Texas, en 1954 – año en el que Elvis Presley graba su primer disco y se detona la bomba de hidrogeno en el atolón bikini – Sterling ha dedicado gran parte de su carrera no solo a la escritura, como lo anota Luis Fernando Medina, vejete incendiario y “stalker” de la Universidad Nacional: “lo importante de Sterling es que sobrepasó los limites del gueto literario, tan comunes en estos géneros y es invitado a publicaciones académicas y festivales por igual para dar su visión prospectiva sobre los cambios tecnológicos que se avecinan.”. Así mismo ha desarrollado proyectos como The Dead Media Project, al igual que investigaciones sobre la cultura hacker.
En una entrevista concedida a Denise Caruso, Sterling responde a la definición de Cyberpunk con lo siguiente:
No sé, siempre he pensado que "ciberpunk" es como "ciencia-ficción", ya que es una contradicción en los términos. Es decir, ¿cómo puede alguien ser un "punk" y al mismo tiempo "ciber"?. ¿Cómo puede ser que alguien que es experto en nuevas tecnologías no sea también un empollón?. ¿Cómo puede ser un tipo guay? ¿Y además experto en cultura pop?. Es imposible, ¿no te parece? Lo mismo pasa con la ciencia-ficción. ¿Cómo puede ser que la "ficción" sea "ciencia"? ¿Cómo puede la "ciencia" ser "ficción"? Es decir, la ciencia es un método, un método experimental con resultados verificables a establecer.
A pesar de que Sterling vio con preocupación ese “rápido” reconocimiento, sus novelas siguen desarrollando la línea pura del cyberpunk, en especial en novelas como Fuego Sagrado (1996) y Distracción (2004). También escribió The Hacker Crackdown: Law and Disorder on the Electronic Frontier, un escrito basado en hechos reales relata la persecución a hackers ocurrida entre 1990 y 1991 en Estados Unidos, que dio origen a la Electronic Frontier Foundation.  Sin mas preámbulos conozcamos algo mas sobre este singular escritor y voz activa del impacto tecnológico.  
Att 
Ficciorama, Julio 15 de 2017, enviado desde el Viktualienmarkt

viernes, 7 de julio de 2017

MANUAL PARA EL LECTOR UBIK



Muchisimas gracias a todxs lxs asistentes a esta lectura del evangelio aprocrifo segun Philip K. Dick, versiculo UBIK 69:12. Gracias tambien a La Valija de Fuego por el apoyo y el espacio, a Fernando Plested y su invitacion al programa Las Puertas de Tanhausser para promocionar el evento. Aquí algunos apartes de esta charla. Nos vemos en la próxima (no se cuando). Mil Gracias.